Conocerse a sí mismo es el reto vital de cada persona.

No creo que la vida se concentre en la línea horizontal de nacer, crecer, estudiar, emplearse, casarse, tener hijos y ellos los suyos, una empresa, una jubilación… Creo más en la línea vertical donde aprendemos de todo y de todos, nos hacemos responsables, elegimos conscientemente, superamos retos rectificamos, crecemos y trascendemos con los que tenemos alrededor.

Todos hemos pasado por momentos de insatisfacción o acorralamiento que nos llevan a reinventarnos, personalmente siempre pensaba ¿por dónde comienzo? ¿cómo lo hago? Después de haberme sentido perdida muchas veces e intentar comenzar por el final, ahora estoy segura de que el punto de partida siempre soy yo, para mi la clave infalible es el Autoconocimiento.

Reconocer las propias características emocionales, mentales, habilidades, hábitos, actitudes, reacciones, valores, creencias y procesos, es un paso evolutivo hacia la autonomía de vivir según la propia conciencia.

El autoconocimiento es un punto de partida bastante saludable luego del reset pandémico y un modo de vivir más práctico para desarrollar nuestro potencial, desde ahí es más fácil emprender o trascender con cualquier proyecto.

Es necesario saber cómo funcionamos y de qué forma salir con inteligencia de nuestros propios atascamientos mentales y emocionales, porque ellos nos impiden tener confianza y tomar decisiones asertivas. Siempre habrán puntos ciegos e ignorados por la mente, pero es importante estar en contacto con quienes somos, con nuestras necesidades, sentimientos y capacidades, para alcanzar nuestros sueños, propósito, objetivos y metas.

La inseguridad, los hábitos indeseados, las relaciones conflictivas, estar en entornos en los que no encajamos o invertir tiempo y dinero en cosas que no nos satisfacen, son consecuencias de estar inconexos.

Cuanto más comprendo cómo funciono, me es más fácil crear un autoconcepto mucho más real, positivo y autodeterminado de mi misma, lo que se convierte en una gran motivación frente a mis propios desafíos, porque mis decisiones salen desde mi autenticidad y no desde la aprobación externa.

5 Ejercicios de autoconocimiento personal

Creo que cada persona es única y perfecta tal como es, sólo tenemos que permitirnos serlo. Cada quien tiene sus preferencias sobre la forma de emprender este camino, pero puedo recomendarte algunas técnicas muy poderosas que me han dejado muy buenos resultados y sólo requieren disposición.

  • ¿Qué piensas de mi? Cuando estaba adolescente solía preguntárselo a las personas más cercanas para saber qué estaba transmitiendo y qué percepción tenían de mi. Hacerlo con los padres, amigos y la pareja servirá para ver y discernir sobre tus zonas oscuras y luminosas.
  • Definir conscientemente mis valores, pasiones, virtudes, defectos y miedos sin hacer juicio de ello es muy revelador. Aquí puedo descubrir las ideas limitantes que puedo cambiar y las ideas motivadoras que me darán fuerzas para seguir.
  • Escribir y hacerme preguntas me ha funcionado para dejar salir mis pensamientos, sentimientos, gustos, carencias… Mirar lo que me detiene, lo que me moviliza y lo que podría cambiar para tener una vida con mayor bienestar, es invaluable.
  • Escucha y observación activa es una práctica maravillosa, cuando converso con alguien puedo escuchar las ideas que tengo sobre mi, sobre otros y sobre las situaciones, incluso puedo ver cómo mi cuerpo reacciona ante esos estímulos. Los pensamientos son afirmaciones positivas o negativas que se expresan en toda la comunicación.
  • La meditación ha sido la mejor técnica para avivar mi intuición, mantenerme centrada, serena y tomar decisiones más asertivas, pero de ella te hablo en el post ¿Cómo cambiar la forma de hacer las cosas? 

El discernimiento y el auto análisis son actividades que vienen bien a diario, pero en este momento de la vida estoy convencida de que todos merecemos acompañamiento psicológico, porque nuestras heridas, traumas, patrones de conductas, creencias y rasgos son los que determinan nuestras reacciones y acciones en la vida. Desde mi práctico punto de vista es mejor hacerlo con un profesional que guíe el proceso para salir de las situaciones recurrentes y encaminarnos a obtener nuevos resultados mucho más rápido que haciéndolo solos.

2 Herramientas de autoconocimiento

Existen algunos métodos poco recomendados por su procedencia, pero me permito compartirlos porque -si bien no soy una experta- a través de ellas he conseguido información valiosa para mi crecimiento y también podría servir a otros. 

  • Los test psicológicos son una fórmula para examinar nuestras características, habilidades, competencias y rasgos psicológicos; pero sin duda hay que saber elegirlos y digerir esa información sin autoetiquetarnos. Las universidades y los referentes en psicología suelen tener test bastante confiables.
  • La astrología es una ciencia proveniente de una sabiduría milenaria. «El hombre está contenido en el universo y el universo está contenido en el hombre» ¿te suena? Mas allá de la charlatanería, existe un hecho indiscutible: cada persona nace bajo una configuración única del universo y conociendo cómo funciona también podemos conocernos.

Matriz FODA

Es una técnica que valoro infinitamente porque obtengo un estatus actual más claro para definir mis estrategias personales ¡además aplica para todo!

Consiste en resumir tus Debilidades, Amenazas, Fortalezas, Oportunidades, en una imagen. Las debilidades y fortalezas son propias e internas (podemos controlarlas), mientras que las amenazas y oportunidades son sobre las situaciones externas (no podemos controlarlas).

A la hora de realizarlo debes concentrarte en hacerte preguntas más concretas y asertivas. Te dejo un a guía para que comiences tu ejercicio:

 

Debilidades & Fortalezas

¿Cuales son mis talentos naturales? ¿En qué soy bueno?
¿Qué me gusta hacer? ¿Qué conocimientos y logros tengo a favor?
¿Qué tengo que no tiene más nadie?
¿Conozco sobre mi oficio, profesión, proyecto, negocio y el sector en el que quiero incursionar?
¿Qué cosas no me gustan y me hacen sentir incomodo?
¿Cuál es el nivel de calidad de lo que ofrezco?
¿Cuales son mis características negativas, defectos, miedos, hábitos indeseables?
¿Qué cualidades, capacidades, habilidades de alto nivel tengo?
¿Cómo van mis finanzas?
¿Con qué equipos, insumos, materiales y recursos necesarios para hacerlo?
¿Estoy actualizado en cuanto a conocimientos?
¿Tengo capacidad de autoevaluación, flexibilidad y toma de decisiones?
¿Cuáles son las cosas qué puedo mejorar? ¿Qué puedo reforzar?

 

Amenazas & Oportunidades

¿Qué me detiene o me imposibilita lograr los objetivos desde afuera?
¿Cómo me afecta la economía?
¿Cuál es la situación en mi entorno o en mi lugar de proveniencia?
¿En qué lugar estoy dentro del mercado?
¿Cuál es el perfil de mi competencia?
¿Los cambios de legislación favorecen o amenazan?
¿Cómo podría reaccionar el entorno ante mis cambios y propuestas?
¿Que oportunidades hay a mi alrededor? ¿Cuáles son las tendencias?
¿Qué innovación puede beneficiar mi carrera?
¿Hay oportunidades en la industria en la que me desenvuelvo?
¿Puedo llenar algún vacío? ¿Se me ocurre algo que no existe?
¿Qué contacts podrías ayudarme y beneficiarme?

El eneagrama

Reconozco que esta herramienta me ha impresionado, gracias a ella pude reconocer muchas características emocionales, mentales e instintivas en mi. Conocí el eneagrama con Borja Vilaseca, soy seguidora de sus ideas y muchas de ellas se basan en este sistema de 9 arquetipos o modelos mentales en los que todos podemos sentirnos identificados, pero siempre habrá uno predominante que se expresa desde pequeños.

Los eneatipos tienen rasgos de comportamiento que nos ayudan a conocernos rápidamente y a sincerarnos con nosotros mismos para aceptarnos tal cual somos y para llevarnos de nuestro lado oscuro hasta el luminoso.

Reconocer nuestro eneatipo, los puntos de descentramiento y las posibilidades de centramiento, entendiendo la herida que se expresa a través de nuestras emociones, sentimientos y estados de ánimo; es sin duda un paso firme en el autoconocimiento para lograr un equilibrio satisfactorio.

El eneagrama propone que el ego y el ser se expresan a través de nuestro eneatipo principal, este determina los comportamientos frecuentes, mientras que los eneatipos próximos pueden condicionar la personalidad y los eneatipos secundarios expresan la forma de cómo nos centramos y descentramos.

Cuando pasamos por momentos emocionales complejos, solemos descentrarnos adoptando conductas egocéntricas de un eneatipo y necesitamos adoptar conscientemente las conductas del otro para volvernos a centrar, una nueva forma de autogestión.

El propósito del eneagrama, entre muchas cosas, es ayudarnos a reconocer los rasgos, comportamientos y formas de ser para disminuir la respuesta egocéntrica, integrando y elevando el nivel de consciencia con nuevas conductas que mantengan la mente relajada y en armonía con los acontecimientos.

Si estás en un proceso autoconocimiento, probablemente querrás hacer el test para conocer tu eneatipo.

Conocerse es el primer escalón hacia la autoestima.

Ikigai

En Japón existe este concepto práctico que puede ayudarnos a encontrar nuestra “razón de vida”. El Ikigai es una técnica libre, práctica y lúdica que sirve para conseguir una razón que coincida con cuatro áreas imprescindibles para vivir con plenitud:

  • Lo que amas hacer
  • En lo que te destacas y eres bueno
  • Las actividades por las cuales te pagarían
  • Lo que el mundo necesita

Este ejercicio es revelador si se aplica siendo bien específico, la primera vez lo hice al vuelo y respondí “hablar” en las 4 áreas ¡en eso estoy! Y aún sigo interactuando con ella porque los resultados siguen siendo reveladores.

Lo he aplicado como un ejercicio a algunas personas y los resultados son geniales, comienzan a ver posibilidades donde antes les parecía imposible, porque pensaban que “tenían que” ser o hacer algo diferente a lo que son por naturaleza.

Viviendo en sintonía con lo que somos y con lo que mejor podemos ofrecer, sentiremos satisfacción y bienestar al conseguir un punto de equilibrio entre la profesión, la vocación, la misión y la pasión.

Usa tu ikigai para elegir qué hacer, hacia dónde ir y alinear tus proyectos con tu propósito de vida.

¿Cómo aplicar el Ikigai?

Imprime el formato o dibuja estos 4 círculos, responde las preguntas con verbos y actividades específicas para desarrollar mejor la idea principal. Al finalizar, fíjate en aquellos puntos que coinciden en los 4 círculos.

Hazlo hasta que consigas un resultado satisfactorio que te entusiasme lo suficiente para dedicar tu tiempo, energía y dinero en ello.

El autoconocimiento es un viaje lleno de aventuras para despojarnos de todo lo que creemos que somos y encontrar lo que nos fue legado en esencia para ser y trascender.

¿Qué te parecieron estas herramientas de autoconocimiento? ¿Conoces otra? ¡Cuéntame aquí!

 

 

 

ÚNETE

AL AULA

Los líderes somos eternos aprendices, estudiamos y confrontamos la teoría con nuestras propias experiencias. Entra a la comunidad de mentes emprendedoras, aquí recibirás todas las lecciones, conseguirás ejercicios prácticos y asistirás a encuentros exclusivos.